Diferencias entre un cambio físico y un cambio químico

Combustión de papel
Si doblamos o arrugamos un papel, cambia de aspecto pero sigue siendo papel. Decimos que es un cambio físico. Pero si lo quemamos, al final no queda papel: hay humo y cenizas. Es un cambio químico.

En la naturaleza se producen gran variedad de cambios, como la dilatación de un metal, los cambios de estado del agua, la oxidación de metales, el movimiento de los coches...

Algunos son tan espectaculares como los siguientes:


Ebullición del
nitrógeno líquido.

Cuando vertemos nitrógeno líquido, este hierve vivamente al adquirir la temperatura ambiente.

Se trata de un cambio físico.


La sacarosa (azúcar de mesa) reacciona con clorato de potasio formando nuevas sustancias, como esta extraña masa de carbono.

Se trata de un cambio químico.

Reacción entre la sacarosa
y el clorato de potasio.

  • En los cambios físicos, las sustancias mantienen su naturaleza y sus      propiedades esenciales, es decir, siguen siendo las mismas sustancias.
  • En los cambios químicos, las sustancias iniciales se transforman en otras      distintas, que tienen propiedades diferentes.


  • SIGUIENTE