¿Qué es el movimiento?

A diario comprobamos cómo las cosas se mueven... y todo el mundo comprende más o menos lo que significa la palabra movimiento: algo se mueve si observamos que su posición cambia a medida que pasa el tiempo.

Fácil, ¿verdad? Pero el movimiento es algo muy peculiar... y no todo el mundo se da cuenta de ello. Observa, por ejemplo, la siguiente situación:

¿Has visto alguna vez cómo reposta un avión en pleno vuelo?

Para el cámara que ha rodado estas imágenes, el avión que está repostando apenas se mueve, e incluso puede parecerle que está completamente parado... en cambio, para las personas que están en la torre de control del aeropuerto, los dos aviones se mueven muy rápido... ¡a miles de kilómetros por hora!

Avión repostando en movimiento.

Esto demuestra que el movimiento es relativo, ya que siempre hay que relacionarlo con alguien que lo observa; y según quién lo mire, un mismo movimiento puede parecer muy diferente para dos personas en situaciones distintas... ¡y las dos tienen razón!

Por lo tanto, no basta con decir que una cosa se mueve, sino que es necesario añadir respecto a qué o quién se mueve, pues para alguien esa cosa podría estar parada.

Además, parece que no hay nada realmente quieto: estás sentado ante el ordenador, y la mesa y todo en tu habitación se encuentra en reposo; pero en realidad la Tierra gira como una peonza y tú giras con ella; da vueltas alrededor del Sol, que a su vez gira en torno al centro de nuestra galaxia; y esta surca el espacio intergaláctico a una velocidad increíble... todo se mueve en el universo.
  • Un objeto se mueve respecto a algo o alguien que lo observa si la posición de ese objeto cambia a medida que pasa el tiempo.

  • El movimiento es relativo, porque un mismo movimiento puede parecer muy distinto dependiendo de quién lo mire.
  • SIGUIENTE