La medida de un poema

Para estudiar la medida de un poema solo hay que seguir estas normas:

1. Separa las sílabas de cada verso: po-e-sí-a e-res-tú

2. Si una palabra acaba en vocal y la siguiente empieza por vocal, se trata de una sinalefa y ambas se cuentan como si fueran una sola sílaba: po-e-sí-a_e-res.

3. Si el verso termina en palabra aguda, cuenta una sílaba más:
En-mi-pu-pi-la-tu-pu-pi-la_a-zul tendría 10 sílabas + 1= 11 sílabas.

4. Si el verso termina en palabra esdrújula se resta una sílaba:
Qué-ver-des es-tán tus ár-bo-les tendría 9 sílabas - 1= 8 sílabas.

5. Una vez medidos los versos, los que tengan 8 o menos sílabas, serán de arte menor y se representan con minúsculas (7b); los de 9 o más sílabas son versos de arte mayor y se representan con mayúsculas (11A).
¿Quieres comprobar cómo se hace? Sigue las normas anteriores y éste sería el resultado:


   ¿Qué_es-po-e-sí-a?,-di-ces-mien-tras-cla-vas  (11 A)
   en-mi-pu-pi-la-tu-pu-pi-la_a-zul.             (10+1=11 B)
   ¡Qué_es-po-e-sí-a!_Y- tú-me-lo-pre-gun-tas?    (11 A)
   Po-e-sí-a_e-res-tú.                                   (6+1=7 b)


ANTERIOR SIGUIENTE