Los efectos de las fuerzas

Los efectos que las fuerzas pueden producir en los cuerpos sobre los que actúan, son de dos tipos: deformaciones y aceleraciones.


Deformaciones:

En un banco de pruebas pueden apreciarse los efectos de un choque frontal en un automóvil.

Cuanto más alta es la velocidad, mayor es la fuerza que desarrolla el motor y en consecuencia mayor es la deformación producida en la carrocería del vehículo.

Deformación de un coche
en un banco de pruebas.


Paracaidistas acelerados
por la fuerza de gravedad.
Aceleraciones:

La fuerza de la gravedad acelera al paracaidista a un ritmo de 10 m/s en cada segundo. Es decir, que si en un instante su velocidad es de 5 m/s, un segundo después, será de 15 m/s.

A medida que desciende el paracaidista, aumenta su velocidad; pero al mismo tiempo también aumenta la resistencia del aire hasta que se iguala con el peso, y entonces el paracaidista empieza a caer con una velocidad constante llamada velocidad límite. El paracaídas reduce significativamente el valor de la velocidad límite.


Los efectos producidos por las fuerzas sobre los cuerpos son de dos tipos, deformaciones y aceleraciones:
  • Las deformaciones son directamente proporcionales a las fuerzas que      actúan sobre los cuerpos.

  • Siempre que se modifica la velocidad de un cuerpo es debido a la presencia      de una o varias fuerzas.


  • La parte de la física que estudia la relación entre las fuerzas y sus efectos sobre el movimiento de los cuerpos es la Dinámica, que se fundamenta en tres principios enunciados por I. Newton.
    ANTERIOR SIGUIENTE